enero 11, 2006

NUEVA ESCUELA: Marcos Arcaya



Por Úrsula Starke

Marcos Arcaya Pizarro nace en La Ligua en 1979. Pertenece a Colectivo Lingua Quiltra. Es estudiante de Licenciatura en Castellano en la Universidad de Santiago de Chile y Diplomado en Género en la Universidad de Chile. Realizó el taller "Literatura Gótica y Surrealizante en Chile" a cargo de Tomás Harris. No se encuentra en ningún círculo literario de poder, no ha tomado taller de poesía alguno y permanece inédito, salvo textos de diferente tipo en pequeñas revistas de papel y virtuales.
En enero del 2006 obtuvo Mención Honrosa en el Concurso de Relatos organizado por la Asociación Pro Arte, Ciencia y Cultura Latinoamericanos (Yage) de Austria.

BÚSQUEDA EN LO PARÓDICO (fragmento)

I
influencias
tareas que logren reeducarnos
la felicidad de la muerte a los hombres lindos
la felicidad suprema de la vida
a veces la locura de los cuerpos nos engaña
víctimas ejemplares nos abandonamos
embriagados se destruyen la aceptación
el reclamo
la réplica
en ese mismo instante desdoblarnos
presencia ante otro sucumbimos a los mitos antiguos que renacen
halagar al varón en el deseo como anticipo de mortaja
religión de sacrificio
confundidos
la crónica policial nos lo recuerda
un hálito similar recorre los reflejos
como una conjunción de acendrados tabúes
la sangre la virginidad el erotismo la muerte

II
cuanto hay en este mundo
y no es todo
se acaba
luego cabe el mundo
en mi mano
se ofrece
carne y hueso ligado al tiempo humano
como un pan arquetipo que la mugre misma
distancia de muerte
gemido de masa y madera/hedía abominable
debidamente luego
los planetas colgando
el orden roto
el cuchillo en la cama

III
nuestros vestidos delicado de caderas esperó
atrapado y abajo por la profundidad
cuanto razonamiento encuentra
a su paso habita interrogante
quejidos cuajos rompieron
cada piedra en espalda
como enterraron sangre de mejillas giraban
deshojaban corazón llagado suyo sanaría
clasificado/ asimilado
desposeído/ mal lector
pero no mala persona

IV
bronce viejo papel picado somos
esmaltados de nombres imposibles
cuescos
no 1-2-3 sino incontables
bien cuchillo
por unos pocos soles
sólo pesos sin embargo
no hay historias valses de barraca cargados
consagrados a la misa callejera
estrechamos la condena
caímos
nos quebramos putas empeñosas
armas ajenas
perros sin fundo cuidamos

V
es en la noche que hay personas tan frágiles
para ellas el mundo
(el mundo un escenario)
aunque un poco reclinados seguir caminando
entre los gritos
sin épica/ un simulacro
casi siempre un simulacro
arrancar del taconeo
ocupado
patético
de guerra
en el medio/caídos
sugerentes a veces
y ni siquiera tener el consuelo de
Por alguna razón explicarnos
tienen armas decimos
una mofa
invasión
y vivir como
Defenderse

VI
que en el lecho lluvia dime
ni marca
es un cadáver
toda era culebrita en el lecho la manzana
mordida de mi ano con tu lengua
vino bebo soy un hombre
soy ceniza cuando dictan
como baba
soy un hombre
con tu lengua de mi ano
mordida
soy un hombre cuando

VII
oloroso pena pasillos un poco
ruido de teclas son
un poco rodando calle abajo
muestra las palmas tan blancas
doy media vuelta casi
nadando/flotar
dejar una estelita por el aire
son todas iguales como si nada
se agacha
fosa nasal inmensa
una trompeta un redoble
doy media vuelta casi
techos africanos/bocas argentinas
donde el sol donde el sol
sarpullido de puro sentir el viento
tengo tiempo ya de permanecer
hace tiempo ya
quiero renuncia
doy media vuelta casi
repito digo repito digo
dejar una estelita por el aire

VIII
pese a la rígida estructura del tiempo lineal
lo grisáceo de la simulación desaparece
(esa performática chusca)
o se hace peludo su cuero de vaca
donde el sol eterno no es
sino una mosca
donde ya el parangonar y precisar se hace caduco
se devela la hermosa imprecisión/la comisura
el evangelio pierde su forma de libro
el evangelio de risa caída al nivel del tobillo
lo divino se tuerce
se hace ángel enorme resucitado de luz
con un hado de challa/maquillado en exceso
sin fusil ni escopeta
sin arma corto punzante alguna
en cantidad de amigos lo que dura
en perturbar el dictamen
esta tos diminuta en papel de regalo